Pie plano en valgo: métodos de corrección y prevención.

El hallux valgus en los niños es una anomalía grave que requiere corrección. El pie zambo no es el único problema. La escoliosis, la osteocondrosis son posibles consecuencias del valgo.

Pie sano y hallux valgus

¿Qué es el hallux valgus?

La deformidad del planovalgo del arco de los pies, o valgo, es una patología ortopédica. Se manifiesta por apoyo en la parte medial del pie, curvatura de los miembros inferiores en posición de pie y al caminar. En este caso, los dedos de los pies y los talones siempre están hacia afuera. En los adultos, el valgo también ocurre, pero se manifiesta de manera diferente. La deformación de los huesos se manifiesta por un cambio en la posición del pulgar. Esta afección se llama hueso o bulto en el dedo.

La patología surge de la desviación y protuberancia de la cabeza articular del hueso metatarsiano.

Los primeros cambios en la bóveda parecen más cerca de 1, 5 años. Al llegar a los cuatro años, la deformidad se hace evidente, ya que existe una posición incorrecta de los miembros al caminar. La curvatura de las piernas se vuelve como la letra "X". Si la patología no se corrige antes de la edad escolar, el niño corre el riesgo de tener pies planos y otros problemas del sistema musculoesquelético.

Según su etiología, el valgo se divide en congénito y adquirido. La enfermedad congénita ocurre en el útero, durante el período de exposición a factores negativos. Se diagnostica en los primeros 3-4 meses después del nacimiento. Dependiendo del progreso de la enfermedad, se comparten varios grados de valgo:

  • Yo Art. - el más ligero. El ángulo de deflexión es inferior a 15º. La corrección requiere el uso de zapatos ortopédicos y fisioterapia;
  • II Art. - promedio. El ángulo de deflexión es inferior a 20º. La corrección incluye masajes, fisioterapia, calzado especial;
  • III Art. - gravedad media. El ángulo de deflexión es inferior a 30º. La patología de este grado no responde bien a la terapia conservadora. Se requiere un tratamiento a largo plazo y una rehabilitación continua para restaurar el arco normal de los pies;
  • IV Art. - pesado. El ángulo de deflexión es superior a 30º. Para este grado, la terapia conservadora es ineficaz. Como regla general, se requiere tratamiento quirúrgico y rehabilitación a largo plazo.

Un gran número de casos de valgo congénito son graves. Por lo tanto, es importante identificar la enfermedad lo antes posible y comenzar el tratamiento de manera oportuna.

Dependiendo de la etiología del valgo, se distinguen los siguientes tipos de patología:

  • Estática: postura alterada;
  • Causas estructurales - congénitas. En patología, el astrágalo a menudo se desvía hacia un lado;
  • Correccional: debido a una terapia inadecuada o falta de tratamiento para el pie zambo;
  • Compensatorio: espinillas inclinadas, tendón de Aquiles acortado;
  • Espástico: espasmos nerviosos de las extremidades, como resultado de una disfunción de la corteza cerebral;
  • Paralítico: como resultado de la paresia causada por encefalitis o poliomielitis;
  • Traumático: fracturas de los huesos del pie, lesiones de la articulación de la cadera, roturas del tobillo, ligamentos;
  • Raquitismo: una consecuencia del raquitismo en niños menores de un año.

Los expertos recomiendan ajustar la posición de los pies hasta los 12-13 años. Para comprender cómo corregir la patología ortopédica en un niño, es necesario diagnosticar e identificar la causa del desarrollo del valgo.

Valgo severo

Causas de deformidad del arco del pie.

La causa del tipo de enfermedad congénita radica en la violación del crecimiento y desarrollo intrauterino del niño. Bajo la influencia de factores patógenos, se produce un desarrollo anormal de los pies. Uno de los tipos de deformidades congénitas del planovalgo es un ariete vertical. Esta es una patología común que requiere tratamiento quirúrgico. De lo contrario, el niño está condenado a la cojera en la edad adulta.

La patología adquirida aparece debido a otras condiciones:

  • Traumatismo de miembros inferiores durante el parto;
  • Raquitismo;
  • Cambios en el pie, la cadera, la rodilla o el tobillo después de una lesión;
  • Peso corporal excesivo: las estructuras óseas de los niños no pueden soportar la carga;
  • Después de las infecciones transferidas;
  • Displasia de tejido fibroso;
  • Miodistrofias;
  • Enfermedades del sistema nervioso;
  • Patología endocrina, por ejemplo, diabetes mellitus;
  • Parálisis cerebral.

Algunos factores pueden desencadenar el desarrollo de hallux valgus:

  • Dieta desequilibrada, deficiencia de vitaminas y proteínas;
  • Zapatos blandos e incómodos;
  • El bebé se puso de pie temprano (hasta los 10 meses);
  • Los padres provocan por la fuerza que los niños menores de 12 meses se pongan de pie y caminen de pie;
  • Las extremidades inferiores han estado enyesadas durante demasiado tiempo;
  • El niño a menudo tiene resfriados o gripe.

Los padres deben saber que la genética también está involucrada en la formación del pie plano en valgo. Por lo tanto, es importante que los bebés con predisposición lleven a cabo la prevención de la patología. Es necesario consultar a un ortopedista anualmente si existe una combinación de herencia y otros factores.

Signos y síntomas

Síntomas subjetivos del valgo: fatiga por caminar mucho, a veces dolor en el pie. Pero tales signos son inespecíficos. Ocurren con deformidades en varo o lesiones de las extremidades. Es necesario prestar atención a los signos objetivos:

  • Al caminar, las piernas se colocan incorrectamente, se pone más énfasis en el interior;
  • Las extremidades inferiores se hinchan al anochecer;
  • Rodar hacia los lados al caminar;
  • Marcha inestable;
  • Pies arrastrando los pies;
  • Extienda los dedos;
  • Dificultad para juntar los talones
  • La aparición de callos, callosidades en las partes convexas de la superficie plantar.

Uno de estos signos o su combinación debe alertar a los padres. Es necesario mostrar al niño a un traumatólogo u ortopedista para su diagnóstico y tratamiento.

Diagnósticos

Si sospecha de hallux valgus, se debe mostrar el bebé al pediatra. El médico examinará las extremidades inferiores, realizará una anamnesis y, si es necesario, derivará a un especialista especializado.

Un traumatólogo u ortopedista determinará el grado de cambio de pie. Para el diagnóstico, se utilizan los siguientes métodos de examen instrumental:

  • Rayos X, imágenes en tres proyecciones;
  • Ecografía del tobillo u otras estructuras;
  • Plantografía por computadora: le permite determinar la estructura detallada del pie;
  • Electromiografía: le permite evaluar las contracciones musculares;
  • Podografía: analiza la marcha y sus características.

La plantografía puede realizarse usted mismo con el método más simple. Para hacer esto, debe tomar una hoja de papel, aplicarle un tinte especial. Después de eso, la pierna debe colocarse firmemente sobre la sábana. El sendero determina el grado de deformación del arco del pie.

El ortopedista identifica las causas de la deformidad del planovalgo del pie en un niño.

Tratamiento

El mayor efecto de la terapia conservadora se observa con una deformidad insignificante. Cómo corregir una patología leve:

  • Usar zapatos o plantillas ortopédicas: son seleccionados por el médico después de examinar cuidadosamente los pies;
  • Tomando complejos multivitamínicos;
  • Actividades caseras en orto-alfombras o balones en relieve;
  • Masaje general reafirmante del cuerpo con énfasis en las extremidades inferiores;
  • Baños de sal de coníferas una vez a la semana.

La deformación moderada se corrige de la misma manera. La terapia incluye medicamentos: preparaciones de magnesio, vitaminas del grupo B, D. Se recomienda a los padres que realicen una serie de ejercicios y complejos de masajes diarios con su hijo en casa.

III y IV Art. valgo requieren una corrección a largo plazo. La terapia incluye:

  • Usar ortesis, aparatos ortopédicos, vendajes;
  • Farmacoterapia: analgésicos, antihistamínicos, antiinflamatorios, antimicrobianos, venotónicos y fleboprotectores, ungüentos hormonales, fármacos que mejoran la conducción de los impulsos nerviosos, relajantes musculares y otros. La elección de la medicación depende del estado del paciente y del origen de la deformidad;
  • Masaje. Realizado a diario por un especialista certificado. Contribuye a la normalización de la función muscular, aliviando el dolor y la espasticidad;
  • Procedimientos de fisioterapia: lograr un efecto terapéutico positivo sin estrés innecesario en el cuerpo. Se utilizan electroforesis con preparaciones de calcio, terapia con parafina, darsonvalización, acupuntura, baños terapéuticos, crioterapia, aplicaciones de barro;
  • Fisioterapia. La elección del ejercicio depende de la etiología de la deformidad. Los complejos se pueden realizar tanto en el gimnasio con monitor como en casa. La combinación de ejercicios en casa y terapia de ejercicios con un especialista le permite lograr el máximo efecto de recuperación.

En ausencia de resultados del tratamiento conservador, el médico decide la operación. Las intervenciones quirúrgicas tienen como objetivo restaurar la función de las extremidades inferiores o aliviar la afección. A menudo se utilizan las siguientes técnicas:

  • Escisión de tendones;
  • Instalación de una abrazadera externa;
  • Anquilosis artefacto de las articulaciones.

En casos especialmente graves y desatendidos, recurren a la eliminación de la articulación dañada y su posterior reemplazo por una artificial.

Plantillas especiales para el tratamiento del valgo leve

Prevención

La razón principal del desarrollo de un defecto en el pie en un niño es la falta de atención adecuada a la función motora. Los padres deben pensar en la salud de las extremidades inferiores desde los primeros días de vida del bebé. Las medidas preventivas incluyen:

  • Dieta diaria equilibrada, abundante en frutas, verduras y proteínas;
  • Caminatas diarias al aire libre;
  • Sueño saludable;
  • Zapatos casuales cómodos que cumplen con los estándares internacionales;
  • Ejercicios de gimnasia, ejercicios sobre fitball u ortho-mat;
  • Beber una solución acuosa de vitamina D;
  • Masajes reafirmantes diarios;
  • Caminar descalzo sobre superficies en relieve;
  • Endurecimiento por el sol y el agua.

Una causa común de valgo es el estrés temprano en las piernas. No se puede intentar poner al niño de pie o enseñarle a caminar sin su iniciativa. Y las consultas anuales con un neurólogo y un traumatólogo ayudarán a identificar y corregir el hallux valgus del pie en los niños.